DEVOCIONALES

«Tú quieres que yo sea sincero; por eso me diste sabiduría.» (Salmos 51.6) Algunos mercaderes romanos de la antigüedad sabían cómo ocultar las fallas y defectos de sus productos. Cuando llegaba a sus manos una pieza de mármol que tenía ciertas grietas, intentaban disimular las fisuras cubriéndolas con un poco de cera. A simple vista, [...]

0
0
0
s2sdefault